La Ilusión de la Felicidad

Desde los comienzos el hombre siempre ha buscado satisfacer sus necesidades tanto mentales como carnales y todo aquello que cree le puede servir para conseguir ese estado le engaña a creer que es lo que le dará la felicidad.

Pero realmente experimentamos felicidad? No lo creo, me parece que simplemente son momentos de alegría que fluctúan, combinados con los momentos ordinarios los hacen parecer excitantes, sin embargo una vez conseguimos esa supuesta felicidad, todo pasa en menos de unos minutos, o máximo un par de horas, pero por que no dura mas y mantenernos en un estado de éxtasis permanente si ya tenemos lo que deseábamos? Porque esa no es felicidad; pues la felicidad es un estado que se encuentra en el reino de los cielos como lo llamó Yeshua Ben Joseph, lugar que se encuentra en nosotros mismos y que solo se consigue permanente en la aceptación y apreciación de todo lo que vivimos como algo milagroso y perfecto como es, sin peros y sin obstrucciones.

Debemos ser conscientes que parte de la naturaleza de la VIDA como tal es el movimiento, nunca estática, siempre fluctuante, en eventos, personas, y mas, al ser parte de un proceso y como todo proceso debe continuar, pues así la vida misma es la escuela por la cual pasamos y requerimos de sus variaciones, sorpresas, incertidumbres para conseguir aprender y adquirir ciertos conocimientos y sabiduría que con la constante nunca llegaríamos a obtener.

Es por eso que es necesario detener la búsqueda de obtención de felicidad por diferentes medios, pues esta se encuentra en nuestro interior, en la quietud de nuestro ser, cuando todo lo material se desvanece, hasta nosotros mismos con nuestros egos, y solamente la esencia de la existencia y lo que verdaderamente somos perdura.

No es una tarea fácil poder condensar esta sabiduría y aplicarla pero podemos intentar llevar una vida fluyendo con ella, sin tratar de atravesarla o llevar la contraria a lo que ya es, sin luchar contra la corriente a lo que es un hecho, aceptando y con esta verdadera y real aceptación nace la consciencia de un nuevo mundo en nuestro interior para lograr cumplir con nuestros verdaderos propósitos internos, dejando de lado deseos banales que nos llevan al punto de recesión, donde volvemos al circulo vicioso de buscar una nueva forma de felicidad, lo cual no es sano para nosotros y solo nos aleja de nuestro propósito de simplemente ser y luego de esto empiezan a emerger diferentes actividades increíbles de como podemos aportar a todo lo que nos rodea, como herramientas de una Divinidad cumpliendo nuestro propósito y allí encontramos o mejor nos damos cuenta que estamos siendo felices, pues estamos actuando desde la luz de nuestra consciencia.

Encontrar el camino no es una tarea fácil y nos vemos tentados cada minuto a quebrar nuestra paz, pero tenemos la oportunidad de elegir lo que deseamos, ese poder es nuestro libre albedrío, es tiempo de utilizarlo para hacernos un beneficio y convertir nuestros pensamientos, actos y costumbres en nuestras propias bendiciones, haciendo un papel de dioses en la tierra.

Námaste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s